27 diciembre, 2015

El ascenso

1280px-Great_Wave_off_Kanagawa2Escuché hace un tiempo un reportaje en radio a uno de los alpinistas que hizo cumbre en el Everest. Contaba, que gran parte de la técnica de ascenso consiste en administrar los tiempos y la energía. Parte de la subida consiste en saber cuando bajar a descansar, que el cuerpo reponga oxígeno, plaquetas, las funciones vitales “se acomoden” y la mente también. Muy en bruto: algo así como que suben 500, bajan 150, suben otros 300, y bajan 200. Incluso a veces bajan más de la altura que consiguieron.

Creo que en la práctica sucede lo mismo.

La serie, la modalidad progresiva del Ashtanga, a veces se confunde con una carrera de asanas transformándose en una especie de juego de la Oca Yogui, avanzando o retrocediendo casilleros… Y nos escuchamos en cosas como “completé la primera”, “resolví el backbending”, “tuve que volver a las seis fundamentales”, “me sacaron Kurmasana”, “llegué a la segunda”.

Amo está práctica, su autonomía, su aprendizaje de la responsabilidad y libertad, su orden y su caos.

Comentarios

Sé la primer persona en comentar.

Responder

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Warning: Illegal string offset 'categories' in /home/customer/www/lauralebeyoga.com.ar/public_html/wp-content/themes/soliloquy-1/parts/tax_tags.php on line 8

Warning: Illegal string offset 'tags' in /home/customer/www/lauralebeyoga.com.ar/public_html/wp-content/themes/soliloquy-1/parts/tax_tags.php on line 18