28 julio, 2020

SHANGA

Sangha es en su traducción del sánscrito, algo así como cómo “comunidad de amigos en la práctica”. Quienes trabajamos de manera independiente y autogestiva, sabemos que así pasen decenas de años, la tarea de sostén es cotidiana, día a día, clase a clase… nunca “ya está”. Eso es hermoso, porque te entrena en la creatividad, el estado de presencia, te impulsa a abrir, expandir, conocer, pensar.

Este año con estas circunstancias es especialmente desafiante, allá por el 10 de marzo, cuando esto se veía venir, fue una bomba: todas esas preguntas, que están siempre latentes, se amplificaron en todas las direcciones: “¿Se podrá? ¿Se sostendrá? ¿Tiene sentido? ¿Podremos mantener la llama?”

Hoy puedo decir que me siento feliz, agradecida y muy honrada. Esa shanga, tribu o comunidad que vibraba en las clases, los retiros, las meriendas… año tras año, sala tras sala, ES Y ESTÁ, FUERTE Y PRESENTE por ahora en esta modalidad, hasta que podamos volver a extender nuestros mats en la sala… pero se siente la presencia, el amor y el cuidado.

GRACIAS ❤

Volveremos a abrazarnos, cada día falta un poquito menos, pero sepan eso… que somos shanga, y nos tenemos.

SEPTIEMBRE SEGUIMOS ONLINE. MISMOS HORARIOS, MISMO AMOR.

Ilustración @yogini_draws

Comentarios

Sé la primer persona en comentar.

Responder

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>