India 2024

28/02/2024 | 0 Comentarios

En india para decir que «sí» es usual ver que el gesto que acompaña en la cabeza es lo que nosotros interpretaríamos como un «no», o como un «más o menos». Una inclinación lateral de la cabeza que va y viene.
Depende el rictus del rostro uno puede intentar descifrar si de un “sí, por supuesto“ o un “y bué… no me queda otra”. Esa trasliteración que uno intenta hacer del gesto es apenas el comienzo de pasar días en el Subcontinente Indio.
El indian inglish, los códigos de vestimenta, la contradicción permanente, las bocinas como lenguaje casi único del tránsito de alto riesgo, las selfies que te piden por la calle, la devoción a cada esquina, las flores, la pobreza, los atardeceres, el picante, las dimensiones, las pestañas de los niños, los bazares, las especias, los símbolos, los zapatos en las puertas…
Todo está por descifrarse a cada paso.
Todo es mucho.
Nada es previsible.
Nada es conocido.
Y el ejercicio de hackear la lógica personal se pone a prueba.

Sigo procesando, agradeciendo y aterrizando de este viaje fantástico.

Feliz de haber ido y feliz de estar en casa, en la sala y en Buenos Aires nuevamente.

Nos vemos en el Mat.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *